Prueba de ordenación
Tipología: Preguntas cerradas
Objetivos a alcanzar: Aplicar aprendizajes
Jerarquizar
Ordenar elementos
 
Definición del recurso:
Es un tipo de prueba objetiva donde se presenta una serie de elementos o datos que el estudiante tiene que ordenar según un criterio dado en el enunciado (cronológico, lógico, geográfico, cuantitativo, cualitativo, etc.).
 
Orientaciones de aplicación:
Este tipo de prueba permite explorar aprendizajes de diferentes niveles, desde el simple reconocimiento a la aplicación. Se recomienda su uso para poner a prueba la capacidad de observación, reflexión y asimilación de conocimientos. 

Son pruebas muy efectivas y rápidas de responder, pero no tanto de confeccionar. 

Con respecto a la corrección, resulta complicado establecer una calificación adecuada ya que puede resolverse acertadamente toda la ordenación completa o sólo una parte. 

Algunos utilizan coeficientes de correlación entre el ordenamiento teórico y lo que han hecho los estudiantes, y otros utilizan fórmulas.

A veces, se pone un criterio de calificación y se considera acertado o correcto a partir de una "ordenación x".
 

Dinámica de trabajo: Individual
Pautas de elaboración:
Las pautas generales para la elaboración de este tipo de pruebas son:
1. Determinar los contenidos de la materia que nos interesa evaluar.
2. Redactar un enunciado explicativo de la prueba, especificando claramente el tipo de respuesta que se tiene que dar y los criterios de corrección que aplicaremos. Con respecto a ésta, puede partirse de la siguiente fórmula: 
R = n 3 d / n
n = número de elementos
d = suma de las diferencias entre el lugar teórico de un elemento y lo que ha dado el estudiante
3. Redactar un enunciado explicativo para cada pregunta, explicando claramente el criterio en que se basa la ordenación. A continuación, disponer los elementos que se tienen que ordenar.
4. Ordenar los ítems dentro del cuestionario: ordenarlos y numerarlos según los criterios preestablecidos (orden secuencial en el temario, dificultad, etc.).
5. En el caso de actividades de autoevaluación, preparar el mensaje de feedback que tiene que servir para la corrección.