Alexandra Cobas, estudiante del grado de Derecho y ganadora del MUA Challenge

«Ganar el MUA Challenge es muy satisfactorio y da fuerzas y ánimos para seguir con la abogacía»

Alexandra Cobas: «Poder poner en práctica lo que llevas años estudiando es una oportunidad muy enriquecedora»

Alexandra Cobas: «Poder poner en práctica lo que llevas años estudiando es una oportunidad muy enriquecedora»

Alexandra Cobas Arnau está a punto de entregar el TFG y terminar el grado de Derecho. Gran parte de estos estudios los ha seguido desde Nueva York, donde ha estado viviendo mientras trabajaba en las Naciones Unidas y en el consulado español. Hemos hablado con ella para saber cómo ha sido su paso por la UOC y qué significó para ella y su grupo ganar el MUA Challenge en febrero en Barcelona.  

Por Marian Antón 

«Nunca olvidaré el momento en el que el jurado del MUA Challenge anunció que nuestro equipo era el ganador»
 

¿Qué es el MUA Challenge?

Es un concurso de litigación interuniversitario que organiza ESADE. Se trata de una simulación de una vista oral en la que se debe defender un caso real de derecho civil y mercantil, que proporciona uno de los despachos colaboradores. Pueden participar estudiantes de último curso del grado de Derecho o doble grado de cualquier universidad y el premio es el 100% de la matrícula del máster de acceso a la abogacía en ESADE, para repartir entre los tres compañeros del equipo.

¿Qué te llevó a participar? 

En primer lugar, la experiencia de participar en una simulación de juicio, ya que es muy útil y se aprende muchísimo. A veces hay diferencia entre la teoría y la práctica, y poder poner en práctica lo que llevas años estudiando es una oportunidad muy enriquecedora. En segundo lugar, y como en todos los concursos, el premio.

¿Con quién formaste equipo? 

Los otros dos participantes fueron Carlos Sánchez, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, y Ana Durán, de la Universidad de Valencia. Nos conocimos el verano pasado en unas jornadas que organizó ESADE (el MUA Talent Summer Camp). Cuando decidí que quería participar en el concurso, no dudé en llamarlos e invitarles. Y los tres, enseguida y sin ningún tipo de duda, nos apuntamos.

¿Cómo os preparasteis?

La preparación fue casi toda a distancia, ya que Carlos está en Sevilla, Ana en Valencia y yo en Tarragona. Por lo tanto, nos intercambiamos bastantes llamadas, correos electrónicos y mensajes para hablar sobre el tema y organizar el juicio. El día antes del concurso nos reunimos los tres en Barcelona y lo terminamos de preparar todo. 

¿Cómo recuerdas el momento de la competición?

Los instantes previos a la competición fueron de muchos nervios, porque estábamos muy emocionados. Ahora bien, durante la competición la verdad es que los tres nos lo pasamos muy bien y disfrutamos del litigio; nos sentíamos como en casa. 

 

Nunca olvidarás...

El momento en que el jurado anunció que nuestro equipo era el ganador. En cuanto lo dijo nos miramos los tres, nos levantamos de un salto y nos abrazamos durante un minuto entero. Fue muy emocionante. 

¿Qué ha significado para ti este reconocimiento?

Por un lado, la sensación de realización, ya que después de haber trabajado tan duro, preparando el caso y estudiando durante todos estos años, que te reconozcan el esfuerzo de esta manera es muy satisfactorio y te da fuerzas y ánimos para seguir con la abogacía. Por el otro, el premio también ha significado mucho, dado que reduce bastante el precio de la matrícula del máster. 

 

¿Cuánto te queda para terminar el grado de Derecho?

Si todo va bien, un mes. El 24 de junio, como tarde, entrego el trabajo final de grado, y con esto termino el grado. 

¿Cómo ha sido tu experiencia hasta ahora en esta universidad?

Lo que más me ha gustado es la flexibilidad con la que te permite ir siguiendo el grado. De esta manera me he podido organizar según mis posibilidades y, sobre todo, he podido estar en cualquier parte de mundo y al mismo tiempo continuar estudiando. Mientras estaba en Nueva York trabajando en las Naciones Unidas y en el consulado español, el sistema en línea de la UOC me permitió continuar los estudios. Lo que me ha resultado más duro es la constancia y la autogestión que requieren este tipo de estudios, ya que como no vas a clase ni tienes ninguna referencia física, debes ser tú la que tienes que trabajar por tu cuenta, y a veces esto es más difícil que si fuera una universidad presencial. 

¿Cuáles son tus planes profesionales y formativos, después?

Ejercer la abogacía. Tras terminar el grado empezaré el máster de acceso a la abogacía para poder ser abogada. Me gustaría enfocar mi carrera en un entorno internacional y trabajar en otros países, sobre todo en los Estados Unidos. 

«Mientras estaba en Nueva York trabajando en las Naciones Unidas y en el consulado, el sistema de la UOC me permitió continuar con los estudios»

Más entrevistas
    Cargando...