Mònica Ríos, psicóloga y máster universitaria en Sociedad de la Información y el Conocimiento

«La Wikipedia es una fuente de referencia y está entre las páginas más visitadas en internet, pero se ha constatado un importante sesgo de género»

Mónica Ríos: «Lo que más me gustó de mi primera experiencia en la UOC fue la sensación de control de mi proceso de aprendizaje»

Mónica Ríos: «Lo que más me gustó de mi primera experiencia en la UOC fue la sensación de control de mi proceso de aprendizaje»

Licenciada en Psicología en la UOC, posgraduada en Género, Diversidad Familiar y Tecnologías (UB) y titulada en el máster universitario de Sociedad de la Información y el Conocimiento también en la UOC, Mònica Ríos Martínez ha trabajado en varios ámbitos relacionados con la salud mental, la educación, el medioambiente y la gestión administrativa y cultural, y, además, está muy sensibilizada por los temas de igualdad de género. 

Por Marian Antón

«Hay que animar a más mujeres a interesarse por la ciencia y la tecnología y luchar contra posiciones neurosexistas»
 

¿Cómo entraste en contacto con esta universidad? 

Estudiaba Psicología en una universidad presencial y era complicado conciliar el trabajo con los estudios universitarios. En ese momento, entrar en la UOC era la única opción viable y de calidad que veía para terminar la carrera y hacerlo a mi ritmo. 

¿Cómo fue esa primera experiencia? 

Si conciliar la formación con el mundo laboral fue lo que me empujó a empezar aquí, lo que más me gustó fue la sensación de control de mi proceso de aprendizaje. En otros momentos en que he dispuesto de más tiempo para acceder a los estudios presenciales, he terminado optando por los estudios en línea. Es un proceso diferente de aprendizaje, más reflexivo, y acostumbro a disfrutar mucho más. 

¿Hay algo que te haya costado?

Lo que menos me gustó son las asignaturas donde solo estás tú, sobre todo en los últimos cursos. Pueden producirse dinámicas de poder y sientes cierta soledad al no tener a un igual en el aula para compartirlo. 

También cursaste unas prácticas no curriculares en la UOC, ¿verdad?

Sí, de Psicología. Fue una experiencia positiva que me ayudó a ver que el contexto de los recursos humanos no era el mío. 

Después decidiste seguir con el máster universitario de Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC). ¿Por qué? 

Del máster SIC, lo que más me atrajo fue su carácter multidisciplinar; pensaba que complementaba a la perfección los estudios de psicología y que era necesario, académicamente, disponer de las herramientas que me ayudaran a comprender todos los cambios sociales, económicos, tecnológicos y culturales, sin caer en el determinismo que se da en la sociedad con la consolidación de internet. 

¿Qué tema elegiste para tu trabajo final de máster? 

Existían entornos menos analizados como los wikis con una perspectiva de género. Lo focalicé en la brecha de género en la Wikipedia. Es una fuente de referencia, está entre las páginas más visitadas en internet junto con otras como Google, Facebook o YouTube, y se ha constatado un sesgo de género importante. 

También has participado en otras iniciativas de cooperación que ha organizado la UOC. 

Sí, este año la Unidad de Igualdad de la UOC organizó una serie de actos con motivo del 8 de marzo en torno a la brecha de género en la Wikipedia. Me parecieron interesantes todos, pero remarcaría uno de ellos, el Editatona Art+Feminism en la Sala Apolo, un maratón donde se crean, se actualizan y se mejoran entradas de mujeres, feminismo y arte en la Wikipedia. Ester Bonet, de Viquidones, nos enseñó a editar a las que no sabíamos y se trabajó colectivamente durante todo el día en un ambiente inmejorable. PlayGround recogió la jornada aquí.

Como estudiante interesada en temas de igualdad de género, ¿cómo crees que podría conseguirse que las vocaciones de STEM gozaran de más éxito entre las chicas? ¿Qué hacemos mal? 

La bibliografía feminista ha documentado y explicado la subrepresentación de chicas en la participación en materias de STEM (ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas) desde los años setenta. Se identificaron barreras estructurales como el tipo de socialización y educación que reciben las niñas, que las alejan de estudiar materias de STEM. Aquí el factor clave es la construcción del género y la feminidad, y el debate en torno a unas categorías binarias rígidas. Las profesiones más feminizadas se acostumbran a asociar a los cuidados; ya desde pequeñas se sugieren ciertas capacidades innatas, olvidando los aspectos culturales implicados a la hora de la elección, lo que puede llevarnos a posiciones neurosexistas. 

Una de las soluciones planteadas es animar a más mujeres a interesarse por la ciencia y la tecnología. En estos momentos se llevan a cabo varios proyectos, uno de los cuales es el de recuperar a las mujeres científicas e inventoras invisibilizadas de la historia en distintos ámbitos, como por ejemplo las editatonas de los grupos locales de Wikimujeres, que están dirigidas a mejorar la cobertura de las mujeres en la Wikipedia en ciudades de todo el mundo.

Más entrevistas
    Cargando...