Trabajo Final Posgrado Código:  B1.804    Créditos:  6
Consulta de los datos generales   Descripción   Objetivos y competencias   Contenidos   Consulta de los materiales que dispone la asignatura   Materiales y herramientas de apoyo   Metodología   Información sobre la evaluación en la UOC   Consulta del modelo de evaluación   Evaluación Contínua   Evaluación final  
ATENCIÓN: Esta información recoge los apartados del plan docente de la asignatura durante el último semestre con docencia. Al iniciar el periodo de matrícula, podrás consultar el calendario y modelo de evaluación para el siguiente semestre en Trámites / Matrícula / Horarios de las pruebas de evaluación final.

La asignatura de Trabajo Final de Postgrado se basa en la elaboración de un proyecto profesional a pequeña escala, que deberá contextualizaren una institución educativa u organización específica. Cabe destacar que un proyecto reúne, de forma estructurada, un conjunto de tareas relacionadas con un objectivo definido susceptible de ser alcanzado en un tiempo determinado y con unos recursos concretos.

En nuestro caso, el TFP está vinculado al ámbito de la educación y la formación basadas en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y con un énfasis especial en el ámbito del e-learning, es decir, fundamentado en el conjunto de les actividades de enseñanza y aprendizaje caracterizadas por el uso intensivo de Internet y de troas TIC que tienen como objetivo generar, distribuir y evaluar el conocimiento a partir de la interacción entre docentes y discentes, en el seno de un centro educativo u organización.

Es condición sine qua non para poder hablar de trabajo final de postgrado, el análisis exhaustivo de las necesidades sobre la que se realizará el trabajo, por lo que es recomendable disponer de alguna información más específica, tanto si son entrevistas por medio de datos, encuestas, análisis de documentación propia, comparativas, reuniones de trabajo... como otras estrategias o herramientas. Como es posible valorar el contenido de la asignatura de TFP dependerá en gran medida de la temática concreta del proyecto, la que podrá dar lugar a un producto o resultado diferente.

A continuación se listan algunos ejemplos de proyecto que se pueden realizar:

- Un estudio de viabilidad de un proyecto de innovación docente

- El diseño de metodologías docentes con el uso de las TIC

- Un plan concreto de formación de profesorado en el uso de las TIC

- Un diseño, implementación y evaluación de innovaciones o mejoras de un curso o proceso docente

- Un rediseño de un curso, plan estratégico, actividad de aprendizaje...

- Una evaluación de resultados académicos, de la calidad de un programa, de las actuaciones docentes...

- Otras actuaciones que se acuerden con el profesorado consultor del FTP

La culminación de la asignatura de TFP consiste en la presentación de la memoria final y su defensa ante un tribunal y los compañeros de programa. Estas actividades deben reflejar las competencias adquiridas a lo largo de la formación del posgrado.

 

Amunt

El trabajo final tiene un papel integrador en el programa, con el objetivo de con-­¿ textualizar los aprendizajes, teóricos y prácticos, que los estudiantes han adquirido a lo largo de la formación de los estudios de postgrado y proyectarlos en el en-­¿ torno profesional. En este sentido la asignatura de TFP no busca aportar compe-­¿ tencias específicas nuevas, a los estudiantes, sino que más bien permite demostrar y consolidar las competencias que se han trabajado en las asignaturas anteriores. Así pues, los estudiantes deben poner en juego sus habilidades comunicativas, la capacidad de trabajar en equipo, el liderazgo, la iniciativa y la creatividad a la hora de resolver problemas reales, la facilidad de redactar documentación concisa, completa y comprensible...

El objetivo general del TFP es conceptualizar, planificar, desarrollar y evaluar un proyecto educativo de e-­¿learning o basado en el uso de las TIC. A través de este trabajo, el estudiante deberá poner de manifiesto las competencias profesionales propias del ámbito del e-­¿learning en el marco del diseño tecnopedagógico.

 Los referentes anteriores suponen que se deben demostrar las competencias transversales siguientes:

a)    Competencias interpersonales, es decir, aquellas orientadas a la relación entre las personas ya sean profesionales, miembros de un equipo, usuarios o clientes.

       -Colaboración con compañeros y profesores en el campus virtual dirigi-­¿ da a la consecución de los propios objetivos.

       -Intercambio de conocimiento en una comunidad de aprendizaje.

       -Argumentación de la toma de decisiones.

b)    Competencias instrumentales, orientadas al dominio de herramientas de carácter general, de tipo cognoscitivo, metodológicas, tecnológicas y/o lingüísticas.

        -Identificación de los factores clave para un proyecto de e¿learning en una organización concreta.

        -Aplicación de modelos pedagógicos acordes con las necesidades organizacionales.

        -Aplicación de modelos de diseño instruccional acordes con las necesidades organizacionales.

        -Aplicación de criterios de diseño de materiales educativos multimedia.

        -Dominio de las estrategias de comunicación asincrónicas necesarias para coordinar acciones orientadas al diseño, implementación y evaluación de proyectos de e¿learning y formación con apoyo TIC.

        -Dominio de herramientas de productividad basadas en TIC.

        -Dominio de las estrategias de comunicación basadas en TIC.

        -Gestión de la información vinculada al propio proyecto en forma de e-­portfolio.

        -Planificación del propio proyecto en el marco de las orientaciones y propuestas del curso.

        -Resolución de los problemas vinculados a la planificación, implementación y evaluación de un proyecto.

c)     Competencias sistémicas, que están vinculadas a la visión y actuación sobre sistemas en su globalidad.

        -Identificación y contextualización de los factores clave de los proyectos educativos y de formación de las organizaciones en el marco de la Sociedad de la Información y del     Conocimiento.

        -Utilización de instrumentos de diagnóstico y detección de necesidades en las organizaciones.

        -Análisis diagnóstico de las necesidades en materia de formación y e-learning de las organizaciones y sus repercusiones en la gestión de acciones orientadas a su satisfacción.

        -Conocimiento e identificación de las transformaciones que el concurso de las TIC favorecen en las organizaciones y sus implicaciones en la dirección, gestión, organización, producción y administración de los procesos formativos.

 Si hasta ahora se han descrito aquellas competencias de carácter transversal más relevantes, a continuación se describen aquellas competencias propias de los estudios de postgrado para la especialidad tecnopedagógica que en definitiva ayudarán al estudiante a situar su TFP.

Competencias específicas para la especialidad de Diseño Tecnopedagógico o Instruccional

 -Identificación argumentada de los principales factores que intervienen en la toma de decisiones en relación al desarrollo de diseños instruccionales o tecno-pedagógicos.

 -Aplicación de las diferentes herramientas tecnológicas que pueden usarse para el diseño de entornos y materiales de aprendizaje, ya sea en contextos presenciales, semipresenciales o, no presenciales.

 -Aplicación de los factores vinculados a los usos intensivos de TIC que transforman los procesos docentes, las programaciones de contenidos y las prácticas formativas, así como la planificación docente, los procesos de aprendizaje, el trabajo colaborativo y los procesos formativos de enseñanza y aprendizaje ya sea en contextos presenciales o virtuales.

 -Desarrollo de diseños instruccionales y tecnológicos de contextos y entornos educativos virtuales de enseñanza y aprendizaje.

 -Análisis, diseño, desarrollo y evaluación de propuestas formativas globales que se basan en el uso las TIC (e¿learning).

 -Desarrollo de estrategias instruccionales, actividades formativas e intervenciones docentes evaluativas de e-­learning.

 

 

Amunt

La asignatura tiene un valor académico de 6 créditos ECTS y se articula mediante un conjunto de fases y subfases que describiremos a continuación y que han sido diseñadas para repartir el esfuerzo a lo largo del semestre y para facilitar que el/la consultor/-­¿a pueda realizar una orientación continuada. La temporización de las fases de la asignatura de TFP queda distribuida como sigue:

 

FASE 1: Propuesta y enfoque del Trabajo Final de Postgrado (TFP)

FASE 2: Análisis de necesidades y propuesta de diseño del TFP

FASE 3: Desarrollo  del proyecto de TFP

FASE 4: Redacción de la memoria final del TFP, presentación y defensa

 

A continuación desarrollamos en detalle las fases, actividades y outputs derivados de la asignatura.

FASE 1: Propuesta y enfoque del Trabajo Final de Postgrado (TFP)

Esta primera fase consiste en la presentación de una propuesta de proyecto y de un plan general de trabajo que deriva de la labor realizada en la primera actividad de la asignatura - Primeras ideas-  y que aquí tendrá que documentarse y presentarse de acuerdo con la siguiente estructura:

  • Portada del documento: título del proyecto (descriptivo de la acción del TFP) autor/a, nombre de la asignatura, nombre del postgrado cursado, nombre del/de la consultor/-a, fecha y localidad.
  • Índice.
  • Introducción. Origen de la propuesta, breve descripción de su finalidad y temática general que pretende abordar.
  • Contextualización. Descripción del marco o escenario de actuación.
  • Justificación del proyecto, fundamentada ya sea mediante referencias bibliográficas y/o datos estadísticos de la institución/contexto y valor para la organización (desde el punto de vista social, académico, pedagógico, organizativo, ). Argumentación del interés de un proyecto de e-­¿learning o con apoyo tecnológico en el contexto escogido.
  • Objetivos generales y específicos delproyecto.
  • Modelo de trabajo de referencia escogido (ADDIE, ASSURE, 4C/ID, )
  • Planificación y calendario de tareas generales que se prevén para la elaboración del proyecto (a concretar a partir del análisis de necesidades) y especificación de las más inmediatas (en relación al modelo de trabajo seleccionado), incluida la implementación piloto del proyecto y su evaluación.
  • Justificación de la viabilidad de la propuesta, de acuerdo con el tiempo disponible, recursos necesarios, implicación de agentes...
  • Bibliografía básica (ampliar posteriormente). Bien referenciada y pertinente de acuer do con la temática del proyecto.

 

Esta propuesta se enviará al espacio del aula indicado por el/la consultor/a de la  UOC donde será revisada y validada por ésta, lo que dará inicio a la guía personalizada del proyecto con sus comentarios y orientaciones.

 

Algunos ejemplos de propuestas o soluciones hacia las cuales se pueden orientar los proyectos dentro de la especialidad son los siguientes:

Diseño  tecnopedagógico:

-­ Diseño de un prototipo o piloto

-­ Diseño de una acción instruccional de e-­learning

-­ Diseño de objetos de aprendizaje para su uso en acciones instruccionales

-­ Diseño de herramientas o métodos para la creación de contenidos de e-learning

-­ Diseño, desarrollo y evaluación de innovaciones o mejoras en programas de e-­learning

 

FASE 2: Análisis de necesidades y propuesta de diseño del TFP

Con base a los resultados del análisis de necesidades y partiendo de la propuesta elaborada anteriormente, se procederá a realizar el proceso de análisis de necesidades y desde estos hallazgos a la propuesta del diseño del proyecto. El output de esta fase será por tanto una descripción del análisis efectuado y de la propuesta de diseño detallada del TFP que, a modo de orientación, deberá contener:

  • Planificación y levantamiento del análisis
  • Elaboración de una planificación cuidadosa a partir de los resultados obtenidos en el análisis de necesidades y la solución planteada, que también deberá estar ligada a las fases propias del modelo de gestión elegido para el proyecto: revisión de los objetivos, cronograma en el que especifiquen las tareas implicadas en el TFP, y para cada una de ellas, los plazos, recursos necesarios, responsables e implicados, los out-puts o productos que habrá que
  • Enfoque teórico: modelo pedagógico de referencia, modalidad y justificación.
  • Descripción y diseño detallado de la solución
  • Elaboración del presupuesto necesario y justificación del uso de los elementos disponibles frente a nuevas
  • Diseño de la evaluación del Como parte de la fase de diseño del proyecto, se propone enriquecer esta evaluación diseñando herramientas para realizarla (por ejemplo, una check-list) y/o añadiendo nuevos ítems a evaluar y además diseñar la evaluación final del mismo.
  • Evaluación de proceso (de esta fase): a partir de la planificación, el calendario y el presupuesto hechos, evalúa si la realización de la fase ha cumplido los objetivos fijados, en el tiempo planificado y utilizando los recursos Si detectase algunas desviaciones respecto a la planificación inicial cabría explicar el motivo, analizar si afecta a la continuación del TFP y, si fuera necesario, proponer una actualización de la planificación. (La extensión máxima de este punto será de una página).

 

Especificidades del diseño para cada itinerario:

Itinerario Diseño tecnopedagógico:

El objetivo principal es concretar la propuesta de solución para una necesidad de formación en la modalidad e-learning que se desarrollará en forma de piloto o acción instruccional completa y se evaluará para poder hacer propuestas de mejora. Habrá que elaborar:

-­ Descripción detallada de la solución tecnopedagógico que se quiere desarrollar

-­ Diseño parcial de la acción instruccional, que incluya:

+ Estructura del contenido en unidades / módulos, secuenciación para cada unidad / módulo en objetivos y competencias, metodología de aprendizaje, actividades de aprendizaje, recursos, etc.

+ Propuesta de diseño del entorno tecnológico: herramientas de interacción / comunicación; herramientas de trabajo, usabilidad e interfaz gráfica, de los materiales (formatos, soportes), elementos multimedia.

 

FASE 3: Desarrollo  del proyecto de TFP

En este caso, el output  será la presentación del propio producto desarrollado (sea un curso, una propuesta didáctica, un plan de gestión, etc.) Con el apoyo que corresponda en cada caso. En este sentido, habrá que emplear un soporte digital (por ejemplo herramienta 2.0, aula Moodle, etc.), para mostrar algún tangible del producto del TFP.

  • Un breve informe de desarrollo que describa las partes desarrolladas del producto o del plan propuesto (por ejemplo, presentación de un plan estratégico o plan de marketing en el caso del Itinerario de dirección; un curso en soporte digital para el itinerario de diseño instruccional o un objeto de aprendizaje para el de docencia en línea).
  • Los datos de acceso al producto (URL, usuario, contraseña...) o archivo (ppt, Prezzi, web, vídeo, blog, wiki, ).
  • Propuesta de la evaluación de la acción formativa

 

Este informe y el producto, o el acceso al mismo, se entregarán al/la consultor/a UOC según ésta indique.

 

FASE 4: Redacción de la memoria final del TFP, presentación y defensa

Como última actividad, se deberá redactar la memoria final (consultar el índice y los as-­¿ pectos formales en el plan docente de la asignatura) a partir de todo el trabajo previo.

También habrá que elaborar una presentación resumida del proyecto en formato digital para facilitar su defensa. La presentación podrá elaborarse en el soporte elegido por el estudiante (Power Point, Prezzi, audio, video, etc.), pero incorporando voz, es decir, una explicación en audio. Esta presentación permitirá conocer las líneas principales del TFP,  el proceso de desarrollo del mismo, así como la valoración del estudiante sobre el propio trabajo realizado. La extensión de la presentación será la que correspondería aproxima-­¿ damente a 15 minutos de presentación oral.

Ambos productos deberán entregarse al espacio del aula que indique al/la consultor/-­¿a UOC.

Con una antelación suficiente, el estudiante recibirá los datos exactos sobre cuándo y cómo se efectuarán la presentación y la defensa del proyecto.

En la defensa intervendrá un evaluador externo que valorará la memoria final del pro-­¿ yecto y su presentación. El evaluador planteará unas preguntas al estudiante sobre el trabajo realizado, que éste deberá responder a modo de defensa del TFP desarrollado.

 

. 

 

 

Amunt

Los estudiantes tienen a su disposición este Plan Docente del TFP. Además, con la ayuda del/de la consultor/a y como parte del trabajo a realizar, deben configurar un material a modo de guía de carácter individualizado, a partir de la entrega de la propuesta del proyecto y sobre la base de la retroalimentación que se les ofrecerá de manera continuada a través de las diferentes actividades. Por otro lado, las aulas estarán dotadas de recursos, fuentes bibliográficas y bases de datos propias del área de Educación y TIC (e-learning), así como de recursos relacionados con la metodología y el desarrollo de proyectos. Teniendo en cuenta que el TFP pone en juego los aprendizajes realizados a lo largo de los estudios de Postgrado, se recomienda a los estudiantes considerar y tener presentes los materiales y recursos de aprendizaje utilizados en las asignaturas previas.

A medida que el curso avance y se recojan necesidades específicas, el/la consultor/a del trabajo final de postgrado tratará de facilitar otros recursos solicitados por los mismos participantes. Para ello cada estudiante dispone, en el aula, de un espacio personal, carpeta individualizada, para gestionar la documentación generada a través de las diferentes fases de trabajo. En este espacio cada estudiante elaborará una especie de eportfolio del TFP, con diferentes funciones. Por un lado, se trata de una copia de seguridad del material que servirá para elaborar el dossier del proyecto, con las diferentes versiones de trabajo, los instrumentos uti-­¿ lizados (entrevistas, encuestas, pautas y recogida de información, etc.), ejemplos, etc. Por otro lado esta herramienta de e-­portfolio, también será útil para compartir los avances propios con el/la consultor/a del TFP y el resto de compañeros. De esta manera, a través de la dinamización del/ de la consultor/a del TFP y la interacción entre los estudiantes, se espera que se constituya una comunidad de práctica real y efectiva que potencie el aprendizaje de cada uno de sus miembros.

Amunt

La metodología general para la construcción del proyecto se basa en una adaptación del denominado modelo ADDIE (análisis, diseño, desarrollo, implementación y evaluación) muy utilizado en diseño instruccional. Su visión sistémica en fases que se realimentan se adecua a un proyecto orientado a la aplicación en entornos profesionales, tanto si el objeto del proyecto es el diseño instruccional, como si no. Sin embargo, se podrán contemplar otros modelos, sugeridos por los estudiantes, siempre que éstos se consideren pertinentes.

Para garantizar el correcto desarrollo del TFP, es necesario trabajar a partir de objetivos parciales claramente identificados. Por esta razón se propone realizar una serie de actividades que se irán evaluando desde las diversas PEC de la asignatura.

  •      Propuesta de proyecto y justificación.
  •      Configuración de un dossier de trabajo, acordado con el/la consultor/a del TFP, donde se recoja todo el proceso así como el feedback recibido por el/la consultor/a en cada etapa.
  •      Planificación detallada del proceso de trabajo.
  •      Recogida de información para el análisis de necesidades (mediante encuestas, entrevistas, consultas en bases de datos, lectura de documentación y bibliografía, etc.), según enfoque y necesidades del proyecto.
  •      Análisis e interpretación de los datos obtenidos.
  •      Conceptualización y diseño exhaustivo del proyecto.
  •      Desarrollo de la propuesta.
  •      Implementación de la propuesta de evaluación.
  •      Reflexión y mejora continuada sobre el trabajo realizado
  •      Elaboración de la memoria final y presentación del proyecto.

El/la consultor/a del TFP es quien concreta cada actividad de acuerdo con un calendario establecido y compartido, tras consensuar con cada estudiante el tipo de proyecto a desarrollar, de acuerdo con el contexto en que éste se concebirá. De esta forma se ajusta y se personaliza el plan de trabajo de cada estudiante, dentro del marco de actuación común del trabajo final de postgrado.

Corresponderá a el/la consultor/a del TFP informar oportunamente, mediante el panel del aula, sobre los canales y formatos que se utilizarán para las entregas parciales y finales vinculados a cada actividad, así como de las características específicas de los mismos. Para ello, es indispensable una buena planificación y un trabajo continuado y sostenido a lo largo del semestre.

La entrega final consta de la memoria del proyecto y de una presentación visual o audiovisual del mismo. La memoria es un documento de síntesis del proyecto con entidad propia como producto del TFP. A pesar de recoger el trabajo realizado en las actividades anteriores propuestas desde la asignatura, no se trata de una simple recopilación de las entregas previas, sino que será necesario reelaborar estos contenidos y resultados de acuerdo con el objetivo y el formato propios de la memoria de un proyecto.

Las características básicas de estas dos entregas finales en relación al formato son las siguientes:

- Presentación de la memoria por escrito: en formato PDF

- Presentación digital del proyecto que incorpore texto, imagen y voz: en formato PPT u otros formatos multimedia estándar (HTML, XML), Prezzi, Keynotes, vídeo...

A veces, algunos proyectos requieren salvaguardar la confidencialidad de una parte de las acciones llevadas a cabo o de cierta información contextual. Si se da este caso, hay que acordar entre el estudiante y el/la consultor/a del TFP las medidas a tomar: ocultar o cambiar el nombre de la organización, compartir una parte de los documentos en el aula y reservar la versión completa para el análisis del profesorado y tribunal, introducir un párrafo de exigencia de confidencialidad en el texto de los documentos, firma de compromiso de confidencialidad, etc.

En cualquier caso, las diferentes entregas de cada proyecto se deben compartir, bien totalmente bien de manera parcial, con el resto de compañeros en el aula, con el propósito de potenciar, no sólo la retroalimentación o feedback personalizado del profesor, sino también los comentarios y aportaciones de los compañeros de curso. Además de las acciones y actividades mencionadas se recomienda trabajar y compartir con otros estudiantes del curso aspectos que puedan ser de índole transversal, como fuentes y recursos bibliográficos, metodologías y estrategias, reflexiones sobre el proceso, debate de ideas, consulta de dudas a otros compañeros, etc.

Amunt

La Normativa académica de la UOC dispone que el proceso de evaluación se fundamenta en el trabajo personal del estudiante y presupone la autenticidad de la autoría y la originalidad de los ejercicios realizados.

La falta de originalidad en la autoría o el mal uso de las condiciones en las que se hace la evaluación de la asignatura es una infracción que puede tener consecuencias académicas graves.

El estudiante será calificado con un suspenso (D/0) si se detecta falta de originalidad en la autoría de alguna actividad evaluable (práctica, prueba de evaluación continua (PEC) o final (PEF), o la que se defina en el plan docente), ya sea porque ha utilizado material o dispositivos no autorizados, ya sea porque ha copiado de forma textual de internet, o ha copiado de apuntes, de materiales, manuales o artículos (sin la citación correspondiente) o de otro estudiante, o por cualquier otra conducta irregular.

La calificación de suspenso (D/0) en la evaluación continua (EC) puede conllevar la obligación de hacer el examen presencial para superar la asignatura (si hay examen y si superarlo es suficiente para superar la asignatura según indique este plan docente).

Cuando esta mala conducta se produzca durante la realización de las pruebas de evaluación finales presenciales, el estudiante puede ser expulsado del aula, y el examinador hará constar todos los elementos y la información relativos al caso.

Además, esta conducta puede dar lugar a la incoación de un procedimiento disciplinario y la aplicación, si procede, de la sanción que corresponda.

La UOC habilitará los mecanismos que considere oportunos para velar por la calidad de sus titulaciones y garantizar la excelencia y la calidad de su modelo educativo.

Amunt

Esta asignatura sólo puede superarse a partir de la evaluación continua (EC). La nota final de evaluación continua se convierte en la nota final de la asignatura. La fórmula de acreditación de la asignatura es la siguiente: EC.


Ponderación de las calificaciones

Opción para superar la asignatura: EC

Final de asignatura: EC

Amunt

El proceso de evaluación, que es concebido como una instancia valorativa integral, se desarrolla a través de dos grandes dimensiones:

  1.      La primera dimensión o evaluación de proceso corresponde realizarla al/la consultor/a en cada una de las fases antes descritas a partir de la propuesta aprobada que enuncia claramente aquellas competencias básicas que deben trabajar en su desarrollo. Esta dimensión de evaluación continua y formativa permite que el/la autor/a del TFP optimice su esfuerzo de manera progresiva, tanto mediante la retroalimentación recibida, como en su propia reflexión sobre las tareas realizadas. Esta evaluación de proceso se concreta en el desarrollo y entrega de las tres actividades indicadas en los apartados previos. Así, cada actividad recibe una valoración determinada que se expresa con una calificación cualitativa y cuantitativa o numérica, de acuerdo con la normativa de evaluación de la UOC.

  El desarrollo y superación de estas actividades con el cumplimiento de sus entregas, según lo estipulado por la consultor/a de referencia, es condición necesaria para poder considerar la evaluación del producto, es decir, para presentar y pasar a la fase de defensa de la memoria final del pro yecto. Dentro de esta primera fase también se prevé la posibilidad de que cada estudiante realice una autoevaluación de su proyecto con el fin de verificar si sus avances se identifican con los objetivos propuestos y, por tanto, son susceptibles de ser evaluados positivamente en la fase final.

 

2. La segunda dimensión o evaluación del producto, que adquiere un carácter final y, por tanto, con una intencionalidad de valoración acumulativa, es aquella que se desarrolla para valorar los productos finales del trabajo realizado: la memoria  final  del proyecto y  una  presentación  digital del En este caso, la responsabilidad de realizar el proceso valorativo se amplía de manera pertinente a una Comisión de Evaluación. Ante las evidencias presentadas para cada proyecto de aplicación, esta comisión realiza una serie de preguntas al estudiante sobre su trabajo ya partir de ahí emite su evaluación y veredicto, que se expresa en una calificación cualitativa y cuantitativa. La Comisión de Evaluación es una instancia nombrada desde la coordinación académica del TFP, que surge para asegurar la objetividad y rigor necesarios en el proceso de evaluación. Su aportación, por tanto, es de carácter complementario a todo el proceso de evaluación continuo que ha realizado el/la consultora del trabajo final de postgrado durante las diversas etapas y por tanto, constituye el segundo referente de base para la calificación final de los estudiantes. Los integrantes de esta comisión son: el/la consultor/a del TFP correspondiente, la profesora responsable del TFP que se integra en calidad de evaluadora externa.

 

Los criterios de evaluación tienen, por tanto, una dimensión de proceso y una de producto, para valorar todos y cada uno de los esfuerzos de los estudiantes de manera pertinente, favoreciendo la mejora continua del trabajo realizado, potenciando el proceso de aprendizaje y otorgando coherencia a todo el proceso desde su concepción inicial, hasta la fase de culminación, que llega con el depósito de la memoria final, y la defensa de la misma.

Los criterios en que se basa la evaluación del producto son de dos tipos, los que pueden considerarse generales y necesarios para valorar la calidad y la pertinencia de cualquier proyecto de aplicación en el ámbito del e-­learning y los específicos y propios de cada especialidad. Ambas dimensiones de la evaluación, de proceso y de producto, se integran para dar lugar a una calificación final de acuerdo con la siguiente tabla de ponderaciones.

 

 

    TOTAL Consultor/a Evaluador Externo  
Proceso Actividad 1  10%  10%   -
  Actividad 2  20%  20%   -
  Actividad 3  30%  30%   -
Producto Memoria  35%  20%  15%
  Defensa  5%  -  5%

 

 

 

 

 

 

Amunt

Defensa y calificación final

La defensa es una etapa del proceso de evaluación que representa la culminación del proceso formativo dentro del bloque de Trabajo Final de Postgrado. Esta etapa se orienta a cerrar y valorar los esfuerzos desplegados durante el desarrollo del proyecto. Requiere que los estudiantes entreguen su memoria final del proyecto y una presentación digital y respondan una serie de preguntas en relación a su trabajo, para que su trabajo sea evaluado por los miembros de la Comisión de Evaluación, constituida especialmente para ello.

 En el aula de formación de la asignatura se habilita el espacio público de defensa, con la intención de que tanto los estudiantes como los diversos agentes que participan en la evaluación de los TFP, tengan acceso a los materiales que se depositen. En este espacio el estudiante deposita las evidencias de trabajo realizado en los plazos establecidos.

Una vez revisadas estas evidencias, memoria y presentación digital, los evaluadores externos son los miembros de la Comisión de Evaluación encargados de formular las preguntas para la defensa (un mínimo de dos preguntas). Éstos hacen llegar las preguntas correspondientes a cada estudiante, a través del espacio de defensa, con la intención de pedir aclaraciones, justificaciones o ampliaciones de algún apartado o aspecto del proyecto de aplicación que consideren pertinente. Los es-­¿ tudiantes pueden solicitar aclaraciones sobre las preguntas planteadas, siempre y cuando lo hagan de inmediato a su recepción y mediante un mensaje en el espacio de defensa.

Una vez publicadas las preguntas en el espacio de defensa, los estudiantes disponen de un plazo, que se especifica con anterioridad, para enviar sus respuestas a la Comisión. Para elaborar las respuestas de la defensa, los estudiantes tienen libertad de acción, de acuerdo con la focalización y alcance de la pregunta realizada, aunque se recomienda no superar las dos páginas para cada pregunta planteada.

La Comisión de Evaluación se reúne, una vez valorada la fase de defensa de todos los estudiantes en base a sus respuestas, con el fin de deliberar sobre la calificación final de cada uno de ellos. Para ello, se vuelve a tener en consideración la evaluación de proceso que ha logrado el estudiante en las calificaciones parciales realizadas por el/la consultor/a del TFP durante el semestre y que están publicadas en el apartado de evaluación de la asignatura.

 

La calificación final de la asignatura de TFP deriva, pues, de la valoración ponderada del proceso y del producto (memoria final del proyecto TFP y defensa) del trabajo realizado por el estudiante.

 Una vez finaliza el proceso evaluativo, la Coordinación Académica del Postgrado, comunica la calificación final, remitiendo un informe de evaluación en el buzón personal de cada estudiante, dejando también constancia en su expediente académico.

 Penalizaciones y motivos de suspenso

 Los plazos de entrega para las diferentes actividades del Proyecto TFP, pactados entre cada estudiante y el/la consultor/a, deben ser respetados para garantizar un correcto desarrollo y seguimiento del trabajo. Es necesario planificar el trabajo de forma que, como mínimo, se realice una entrega dentro del plazo establecido para la fase correspondiente y además, cada fase deberá ser validada pel/per la consultor/a antes de pasar a la fase siguiente. Estos plazos podrán flexibilizarse y/o modificarse, siempre y cuando se avise al/la consultor/a con el tiempo pertinente y argumenten los motivos del retraso.

De no ser así y si esta situación se mantiene en el tiempo, se podrá contemplar una penalización en la calificación final, o incluso puede comportar la no presentación de la memoria final.

En el caso de la fecha de entrega de la memoria final, el plazo es el mismo para todos los estudiantes y no puede ser modificado. Un retraso puede provocar la penalización en la calificación final, o incluso la no aceptación del trabajo. Sólo se aceptarán retrasos en casos muy excepcionales y debidamente justificados.

De acuerdo con la normativa de la UOC, se penalizarán los trabajos que hayan sido objeto de plagio. Esta penalización puede representar diferentes medidas en fun ción del momento en que se detecte el plagio. Si éste se detecta durante el desarrollo del TFP la penalización se aplicará en la calificación de la actividad que corresponda. Si se detecta durante el proceso de evaluación de la memoria final se pedirá al estudiante que se retire del proceso de evaluación, constando en su expediente un "No Presentado" y teniendo que matricular de nuevo la asignatura y comenzar con una nueva propuesta de proyecto de aplicación el semestre siguiente.

 En los casos de plagio reincidente dentro de la asignatura se suspenderá automáticamente la misma, haciendo constar un "Suspenso" en el expediente del estudiante. En los casos de plagio reincidente en diferentes asignaturas se considerará la expulsión del estudiante del programa.

Amunt