Cultura e identidad Código:  M5.312    :  5
Consulta de los datos generales   Descripción   La asignatura en el conjunto del plan de estudios   Campos profesionales en el que se proyecta   Conocimientos previos   Objetivos y competencias   Contenidos   Consulta de los recursos de aprendizaje de los que dispone la asignatura   Informaciones sobre la evaluación en la UOC   Consulta del modelo de evaluación  
Este es el plan docente de la asignatura. Os servirá para planificar la matrícula (consultad si la asignatura se ofrece este semestre en el espacio del Campus Más UOC / La Universidad / Planes de estudios). Una vez empiece la docencia, tenéis que consultarlo en el aula. (El plan docente puede estar sujeto a cambios).

Esta materia indaga en la transformación de la identidad individual y colectiva desde el advenimiento de la modernidad, y muy especialmente en los giros que ha sufrido la identidad en las últimas décadas. Reseguiremos estas transformaciones a través de fenómenos como por ejemplo la emergencia del individualismo expresivo, la nueva sensibilidad religiosa, o el sentimiento de pertinencia nacional. Nos detendremos, muy especialmente, en el papel de los diferentes artefactos culturales en la construcción, recreación, legitimación o problematización de estas transformaciones identitarias.

Una de las dificultades con que topa la asignatura es la extrema apertura conceptual de los dos conceptos que la definen: cultura e identidad. En otras asignaturas del máster, y muy especialmente en el itinerario de sociedad, se abordan los problemas relacionados con la polisemia del concepto cultura. En esta asignatura obviaremos estas controversias. Entenderemos el concepto en sus acepciones más abiertas, de forma que aquello que nos interesa es reseguir las manifestaciones culturales ententes como "maneras de hacer", integrando toda actividad y producción simbólica de los seres humanos. Esto no quiere decir, pero, que no dedicamos una especial atención al ámbito de la producción cultural más expresiva, la más cercana a aquello que se ha considerado como expresiones artísticas.

En cuanto al concepto de identidad, hacemos la misma apuesta, y lo entenderemos de una forma no restrictiva. En este sentido, reflexionaremos sobre la identidad tan entendida como el conjunto de parámetros con que hoy en día nos construimos y entendemos como individuos (profundizaremos, por lo tanto, en la caracterización de la identidad individual), como también entendida cómo aquello en que proyectamos la sensación de pertenecer a una comunidad de iguales, a un grupo persones con que nos identificamos como mutuamente pertenecientes a una misma categoría de adscripción (es el que podríamos entender como la identidad colectiva). Así mismo, hemos procurado presentar aproximaciones teóricas a la cuestión de la identidad individual no restrictivas. Entendemos que esta identidad individual va más allá de aquello que conscientemente pensamos que somos, pero también más allá de aquellas disposiciones inconscientes que nos hacen hacer el que hacemos sin que tengamos ningún control racional o consciente. Al contrario de aproximaciones, que contemplan sólo alguna de estas dimensiones de la conformación del individuo como propias del fenómeno de la identidad, las consideramos las dos y todavía más. Abordamos como conformador de la identidad también (sobre todo) todo aquel espacio de influencias que recibe el individuo y que no se recogen ni en el abordaje del inconsciente ni de las declaraciones conscientes y reflexionadas de los individuos. Es todo aquello que recibimos y que configura nuestros anhelos y deseos, tanto aquellos reconocidos y coherentes con nuestros valores, como los que se escapan a este juicio valorativo; son las proximidades y distanciamientos que tenemos respecto de los otros, con motivos más evidentes y otros de inexplicables; son las formas automáticas y a-reflexivas de reaccionar en cada situación social; es la profundidad con que nos impactan los relatos y discursos que nos llegan provenientes del mundo de la cultura; etc.  

Justo es decir que una de las características de la aproximación que se propone en la asignatura es que parte de un supuesto teórico construccionista; esto es, que se indaga en aquello que deriva de considerar que el ser humano es, básicamente, un ser socialmente construido. Esto quiere decir que entendemos que construimos nuestra identidad desde un punto de vista individual, y también nuestras identidades colectivas, a través de la interacción que establecemos con los otros, del sentido de que dotamos esta interacción, y de los productos que se derivan -normas, discursos, relatos, y corpus simbólicos que previamente ya habían condicionado la interacción que establecemos con los otros-. Por lo tanto, las características sociales de una época marcarán los fundamentos de las identidades de los miembros de sus sociedades. Así pues, es posible tipificar la identidad individual o, cuando menos, parametrizar aquello que la hace diferente respecto de la identidad de los individuos en otras épocas.

Esto quiere decir que podemos encontrar continuidades entre las características de unas identidades individuales que, paradójicamente, tienen una de sus características en que se autoperciben como más singulares y menos estandaritzables que nunca. Seguramente podemos encontrar en esta paradoja -la voluntad de singularización identitaria en un contexto, el de la modernidad, más regulado y normativizado que nunca- el hilo conductor principal de la asignatura. 

 

Amunt

Cultura e Identidad es una asignatura optativa de uno de los tres itinerarios del máster de Humanidades; el itinerario Sociedad. De los tres itinerarios, este es el que más se aleja del análisis crítico de objetos y producciones artístico-culturales, para enfocar su interés en las transformaciones socio-culturales que ha sufrido el mundo contemporáneo.

Por lo tanto, es un itinerario en que también atendemos las producciones culturales, pero entendemos la cultura, por un lado, en un sentido mucho más genérico, no restringido a las producciones con una finalidad eminentemente expresiva con vocación artística; y por otro lado, tomando los productos culturales no tanto como un objeto con sentido en él mismo y en el marco de su tradición artística, sino como un síntoma o un indicador de las transformaciones del mundo en que se produce. Las cuatro asignaturas abordan dimensiones diferentes del vínculo entre cultura y sociedad; desde un análisis en clave psicoanalítica del sentido que aborda la producción y el consumo cultural y cómo decodificarlo, hasta la indagación en el papel del mercado o como las desigualdades sociales toman forma en las manifestaciones culturales.

En el caso de la asignatura cultura e identidad pretendemos reseguir cómo las transformaciones históricas que arrancan con la modernidad han favorecido la emergencia de una manera de ser y de considerarnos singular, ya sea como individuos o como miembros de grupos de iguales. Lógicamente, son las producciones culturales, entendidas como producciones humanas, donde queda registrada esta sensibilidad particular y sus diferentes matices. Es este el objeto de atención de la asignatura. 

Amunt

La proyección profesional de esta asignatura es afín con la de las otras asignaturas del máster, en general, y del itinerario sociedad, en particular. Por lo tanto, se procura que el estudiante sea capaz de desarrollar una capacidad para hacer un análisis reflexivo y crítico de la cultura que le permita desarrollar una voz propia en el ámbito del campo de la cultura en que desarrolle su práctica profesional (desde la creación de contenidos culturales, periodísticos o mediáticos hasta la investigación aplicada, o la enseñanza). En este sentido, la asignatura aporta nuevas pinceladas en la fundamentación de un bagaje humanístico sólido, y, desde un punto de vista más instrumental, presenta a los estudiantes y los permite ensayar una técnica de investigación básica en el análisis de la cultura: el análisis del discurso. 

Amunt

La asignatura puede cursarse sin conocimientos previos específicos más allá de un nivel de cultura general que -como el valor cuando se hacía el servicio militar- se le supone a un alumno que accede a un máster de humanidades. A pesar de esto, haber hecho previamente las asignaturas obligatorias del máster dota de unos marcos interpretativos que posiblemente permiten una profundización mayor en los contenidos que se presentan. 

Amunt

OBJETIVOS

- Comprender de una manera fundamentada la naturaleza histórica y no esencialista de las identidades.

- Reconocer la emergencia de las subjetividades con la llegada de la modernidad, especialmente en cuanto a su dimensión más culturalista: la configuración de un individualismo expresivo.

- Valorar el papel de la cultura en la constitución de las identidades nacionales, entendidas como caso paradigmático de las identidades colectivas de la modernidad.

- Conocer los nuevos giros que han sufrido las identidades en las últimas décadas (interiorización, pluralització), a través de la indagación en las transformaciones sufridas en las vivencias religiosas.

- Detectar el papel activo de las prácticas culturales en la construcción, recreación, legitimación y problematització de las identidades.

- Identificar y conocer  conceptos teóricos y principios abstractos y aplicarlos  al análisis de casos concretos.

- Hacer un análisis crítico autónomo y complejo de las prácticas y de los fenómenos culturales.

 

COMPETENCIAS

-Ser capaz de integrar conocimientos y enfrentarse a la complejidad de formular juicios a partir de una información que, siendo incompleta o limitada, incluya reflexiones sobre las responsabilidades sociales y éticas vinculadas a la aplicación de sus conocimientos y juicios.

- Actuar de manera honesta en el trabajo académico y profesional de acuerdo con los propios valores, respetando la pluralidad de enfoques teóricos, metodológicos y morales y también la integridad del trabajo de los otros.

- Integrar los diversos modelos teóricos y conceptuales provenientes de las diversas ramas de las ciencias humanas y sociales.

- Describir y analizar la relación entre cultura e identidad.

 

Amunt

Los contenidos de la asignatura se estructuran en cuatro unidades, a través de las cuales se repasan las principales problemáticas alrededor del sentido que toma la identidad a las sociedades modernas, tanto en su dimensión individual como colectiva. En cada una de las unidades trabajaremos a partir de textos básicos de autores de referencia que han problematizado la cuestión de la identidad, e identificaremos los conceptos y los utensilios teóricos que nos proponen en diferentes manifestaciones culturales. Las cuatro unidades son las siguientes: 

  1. La naturaleza social de la identidad. En esta unidad reflexionaremos sobre las diferentes maneras de acercarse al resbaladizo concepto de identidad. Esta es una asignatura más sociológica que no filosófica, pero esta unidad la queremos dedicar en el debate de tipo más "ontológico" sobre la identidad. Lo hacemos, pero, empleando dos aproximaciones sociológicas a qué es esto de la identidad que rompen con la concepción más esencialista de este concepto. No será, por lo tanto, un repaso exhaustivo a las infinitas maneras de categorizar y problematizar la cuestión de la identidad; sino que reseguimos dos fórmulas alternativas de desencializarla. En un caso, veremos cómo se nos presenta la identidad, algo que es vivido como tan íntimo y profundo, como un constructo social que depende, casi exclusivamente, de la naturaleza de la sociedad en la cual formamos parte: la identidad como construcción social. En el otro caso, incluso más radical, la propia idea de identidad, parece aparecer como poca cosa más como un concepto insustancial, porque como seres humanos somos, básicamente, los roles socialmente disponibles que vamos jugando en las diferentes situaciones sociales con que nos encontramos. La primera unidad la dedicamos a la problematización de las ideas más extendidas sobre el sentido de la identidad. 
  2. La identidad individual, hoy. En la segunda unidad abandonamos la reflexión más ontológica para focalizarnos en diferentes definiciones que los pensadores sociales contemporáneos dan no a la identidad, en general, sino a la identidad de los individuos contemporáneos. Queremos contrastar diferentes definiciones sobre cuál es la identidad de los individuos de hoy, enmarcados cómo estamos en aquello que algunos han denominado la modernidad tardía, y otros la posmodernidad. Contrastaremos miradas más apocalípticas y otros más apologéticas sobre la configuración de la identidad de nuestros contemporáneos, miradas que destacan la apertura y flexibilidad de esta identidad, con otros que destacan los elementos normativos y el marco de incertidumbres a que hoy en día nos tenemos que plegar, y cómo esto impacte en la manera nuestra manera de ser y de percibirnos. Una manera de ser y de percibirnos que, por cierto, no tiene por qué estar alineada... 
  3. Génesis de la identidad individual moderna.Esta tercera unidad es la de mayor carga conceptual de la asignatura; podríamos decir que es el corazón. A partir de las lecturas que se proponen reseguiremos el proceso de constitución de la identidad del individuo moderno (es decir, del individuo que se configura con el proceso de industrialización y el advenimiento de la modernidad) desde diferentes puntos de vista, y profundizaremos en algunas de las características particulares, si se las ha, de los individuos que vivimos a la modernidad tardía. Básicamente, reseguiremos el proceso que se ha llamado de interiorización, y que sintetiza el grueso de las transformaciones a que haremos referencia. Al final de la unidad contrastaremos esta caracterización 
  4. Políticas de identidad. Dedicamos la última unidad a reflexionar sobre las políticas de identidad. Es una unidad donde hacemos un giro que nos aleja de la dimensión individual de la identidad, que es donde nos hemos situado a lo largo de la asignautra. Profundizaremos en la situación de aquellos individuos adscritos a colectivos minorizados (mujeres, minorias étnicas, colectivo LGTB, etc.) en los que los elementos estructurales que constriñen la libre expresión y vivencia de la propia identidad emergen con especial virulencia, aportando una nueva luz a las reflexiones que hemos ido desarrollando. Las reflexiones teóricas y reivindicaciones políticas vinculadas a la identidad de los colectivos minorizados se sitúan en la tensión entre el reconocimiento, la indiferencia y el identitarismo. Veremos qué significa esto... 

Amunt

La frontera interior: el análisis del discurso: un ejemplo sobre el racismo PDF

Amunt

El proceso de evaluación se fundamenta en el trabajo personal de cada estudiante y presupone la autenticidad de la autoría y la originalidad de los ejercicios realizados.

La falta de autenticidad en la autoría o de originalidad de las pruebas de evaluación; la copia o el plagio; el intento fraudulento de obtener un resultado académico mejor; la colaboración, el encubrimiento o el favorecimiento de la copia, o la utilización de material o dispositivos no autorizados durante la evaluación, entre otras, son conductas irregulares que pueden tener consecuencias académicas y disciplinarias graves.

Por un lado, si se detecta alguna de estas conductas irregulares, puede comportar el suspenso (D/0) en las actividades evaluables que se definan en el plan docente –incluidas las pruebas finales– o en la calificación final de la asignatura, ya sea porque se han utilizado materiales o dispositivos no autorizados durante las pruebas, como redes sociales o buscadores de información en internet, porque se han copiado fragmentos de texto de una fuente externa (internet, apuntes, libros, artículos, trabajos o pruebas del resto de estudiantes, etc.) sin la correspondiente citación, o porque se ha practicado cualquier otra conducta irregular.

Por el otro, y de acuerdo con las normativas académicas, las conductas irregulares en la evaluación, además de comportar el suspenso de la asignatura, pueden dar lugar a la incoación de un procedimiento disciplinario y a la aplicación, si procede, de la sanción que corresponda.

Amunt

Esta asignatura solo puede superarse a partir de la evaluación continua (EC). La nota final de evaluación continua se convierte en la nota final de la asignatura. La fórmula de acreditación de la asignatura es la siguiente: EC.

 

Amunt