Joseph Kosuth: Una y tres sillas.
 Joseph Kosuth: Una y tres sillas. Joseph Kosuth: Una y tres sillas.
1965.
Museo de Arte Moderno, Nueva York.


A partir de 1965, Joseph Kosuth realiza sus primeras "pre-investigaciones". Estas propuestas consisten en trabajos constituidos por un objeto y sus representaciones: la fotografía y la definición, sacada de un diccionario, fotografiada y ampliada. Una y tres sillas es una de sus piezas más conocidas. Con este tipo de obras, el artista conceptual pone de manifiesto que no es en absoluto necesaria la creación de determinados objetos, pues resulta suficiente la definición de tales objetos. La elección de objetos neutros o cotidianos -sillas en este caso- se relaciona con la necesidad de desacralizar el objeto y alejarlo de cualquier connotación decorativa.

Como afirma el propio Kosuth, "las obras de arte son proposiciones analíticas. Es decir, si son vistas dentro de su contexto -como arte- no proporcionan ningún tipo de información sobre ningún hecho. Una obra de arte es una tautología por ser una presentación de las intenciones del artista, es decir, el artista nos está diciendo que aquella obra concreta de arte es arte, lo cual significa que es una definición del arte. Por eso, que es arte es ya una verdad a priori (que era precisamente lo que Judd quería decir al constatar que "si alguien dice que es arte, lo es")". Reacciona contra el formalismo de las artes objetuales, estableciendo una separación completa entre estética y arte. Apoyada en una escisión previa entre percepción y concepto, conduciendo de este modo el objeto a su máxima desmaterialización.

El arte ante todo, se dedica a crear proposiciones: "una obra de arte es una especie de proposición, presentada dentro del contexto del arte como un comentario sobre arte". El arte conceptual, por tanto, no posee vinculación alguna de tipo referencial con el mundo y las cosas. Al arte no le interesan los resultados obtenidos, sino el operar en sí mismo. El arte sólo existe en el contexto del arte, pues "el arte existe por su propia búsqueda", es una función de sí mismo y de ninguna otra cosa.

Bibliografía

Kosuth, J. (1974), Investigations sur l'art et problématique depuis 1965. París. Musée d'Art Modserne de la Ville de París.
Marchán Fiz, s. (1994), Del arte objetual al arte de concepto. Madrid. Akal. 6ª ed. col. Akal/Arte y estética 4. 483. P
Milleyt, C. (1972), Textes sur l'art conceptuel. París. Ed. De Templon
VV.AA. (1990), L'art conceptuel, une perspective. Catálogo de la exposición. París. Musée d'Art Moderne de la Ville de París.




Percepciones | Historia del arte | Estética