Frontal de Sant Martí Sescorts
 Frontal de Sant Martí Sescorts Frontal de Sant Martí Sescorts .
Segunda mitad del siglo XII. 95 x 147 cm. Pintura sobre tabla.
Monasterio de Santa Margarita. Museo Episcopal de Vic.


Se trata de una pintura al temple sobre madera de álamo, que procede de una comunidad femenina de la parroquia de san Martí Sescorts (Osona, Barcelona).

Si en los frontales del siglo XI predomina la temática apocalíptica, en el siglo XII aparecen temas más descriptivos para estimular el ejemplo en los fieles y alimentar la piedad popular (infancia de Cristo, vida y martirio de santos...). Este frontal describe, pues, algunos episodios legendarios de la vida y martirio de santa Margarita.

Preside el antipendio las figuras hieráticas y totalmente frontales de María (coronada) y el Hijo, rodeados de cuatro ángeles que cogen la mandorla aludiendo al tema de la ascensión. La aureola que los cierra tiene la inscripción: S. Maria mater domini nostri Iesu Xristi. Los cuatro espacios narrativos restantes, subdivididos internamente y diferenciados por el color del fondo (rojo o amarillo) contienen distintos episodios de la vida de la santa titular.

En el compartimento superior izquierda hay dos escenas, cuya cronología es ordenada de derecha a izquierda, probablemente por motivos compositivos: Margarita es requerida por dos siervos de Olibrio ante la presencia de otras dos mujeres y unas ovejas como muestra del rebaño que apacentaba la santa; a la izquierda, margarita es conducida por un soldado ante Olibrio, que quiere convertirla en su esposa, a lo que ella se niega. En el compartimento inferior izquierda es conducida a la prisión (torre almenada con una gran puerta) y flagelada por dos sayones, que le dejan marcas en la piel; Olibrio lo contempla desde la derecha, dirigiendo la acción. La escena de Margarita en la cárcel amenazada por el diablo en forma de dragón y el triunfo sobre éste se desarrolla en el compartimento superior derecho. Un arco rebajado nos indica que estamos en un espacio interior. La santa lucha contra el dragón de siete cabezas y sale victoriosa. En el compartimento inferior derecho, la santa aparece colgada mientras dos sayones le aplican unas planchas candentes sobre el cuerpo que, fortalecido por el valor de la plegaria, no surten efecto, cosa que un soldado no acaba de entender. A la derecha, Margarita es decapitada.

El tratamiento de los vestidos es extremadamente característico: sobre un fondo casi monocromo, una raya blanca que se dibuja en óvalos concéntricos determina los volúmenes de los cuerpos de los distintos personajes.

El mensaje está claro: la victoria sobre el poder del mal que obtienen quienes confían en el Señor. La santa, pues, se convierte en un modelo a imitar.

Bibliografía

Carbonell, Eduard (1984), La pintura románica mural. Barcelona. Amelia Romero Editora. 128 p.
Davy, Marie-Madeleine (1996), Iniciación a la simbología románica. Madrid. Akal. Col. Akal/arte y estética 38. 272 p.
Olaguer-Feliú, Fernando de (1989), La pintura románica. Barcelona. Ed. Vicens Vives. Col. Historia visual del arte 4. 192 p.
Ousel, Raymond (1981), La pintura románica. Madrid. Encuentro ed. Col. Europa románica-Zodiaque 4. 508 p.
Pichard, Joseph (1969), Pintura románica. Madrid. Aguilar. 207 p.
Sebastián, Santiago (1996), Mensaje simbólico del arte medieval: arquitectura, iconografía, liturgia. Madrid. Encuentro ed. Col. Ensayos 84. 440 p.
Sureda, Joan (1995), La pintura románica en Cataluña. Madrid. Alianza ed. Col. Alianza Forma 17. 3ª ed. 416 p.
Sureda, Joan (1995), La pintura románica en España. Madrid. Alianza ed. Col. Alianza Forma 47. 3ª ed. 424 p.




Percepciones | Historia del arte | Estética